HomeMedio Ambiente

Recolectan semillas de guayacán

Algo que caracteriza al verano panameño es cuando los suelos de varios puntos del país se cubren de amarillo y es, que, desde febrero a abril, comien

La aerolínea Copa es reconocida como una de las quince mejores líneas aéreas internacionales
La tecnología 5G traerá experiencias más rápidas y personalizadas a los usuarios
Motociclista indonesio retoma su gira por América hasta Alaska

Algo que caracteriza al verano panameño es cuando los suelos de varios puntos del país se cubren de amarillo y es, que, desde febrero a abril, comienza el periodo de floración del árbol de guayacán (Tabebuia guayacan), un ejemplar forestal de gran vistosidad.

Pese a que el guayacán amarillo (Handroanthus chrysanthus) es el más conocido, también hay guayacanes que cuentan con hojas moradas, rosa pálido y rosado. El color de su floración está definido por patrones genéticos que determinan estos tipos de caracteres como la forma y color de la flor.

El árbol de guayacán en Panamá. Cedida por MiAmbiente.

Igualmente hay que destacar que existen otras especies de árboles como el roble, el flamboyán y las jacarandas que también florecen para el verano, brindando una belleza sinigual en nuestros parques naturales, bosques y en la misma ciudad.

A fin de que estos árboles tan hermosos sigan brillando en todos el país, técnicos de la agencia del Ministerio de Ambiente (MiAmbiente) en el distrito de Bugaba entregaron semillas de este árbol maderable, las cuales fueron recolectadas en las comunidades de Bugabita abajo, los Centauros y La Concepción.

Según la literatura, los frutos de este árbol se caracterizan por ser cápsulas largas y cilíndricas de aproximadamente 25 a 60 centímetros de largo; con la superficie exterior ondulada, de color verde al inicio y con el pasar de los días se tornan de color negro. Las semillas al madurar se dispersan fácilmente por el viento.

Datos del vivero, de la Sección Forestal, revelan que el año pasado se entregaron 4 mil 691 unidades de esta especie a quienes asistieron a las ferias comunitarias, ambientales o por solicitudes formales, realizadas en los distritos de Bugaba, Barú, Renacimiento, David, Dolega y Boquerón.

“Solicitamos a la comunidad, a los voluntarios, la academia y todos lo que de una u otra manera nos puedan colaborar con semillas de árboles; no importa si son maderables, frutales u ornamentales, requerimos de la colaboración de la población”, aseguró Elizabeth Caballero, técnica de MiAmbiente en sitú.

Tras celebrarse en Panamá, en noviembre del 2022, la Conferencia de las Partes de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CoP19 de la CITES), el MIAmbiente busca las estrategias necesarias para la protección del árbol Guayacán luego de su inclusión en el apéndice II, fortaleciendo las regulaciones para la comercialización de manera lícita, sostenible y trazable a nivel mundial.

La especie está catalogada como amenazada a nivel nacional según la Resolución DM-0657-2016 de especies amenazadas en Panamá ubicándola en el estatus de Vulnerable (VU); al estar incluida en el apéndice II de la cites, se regulará su uso a nivel comercial dando un rango de protección adicional a este ejemplar.

En la época de floración los árboles de guayacán dejan caer sus hojas y la copa se torna de color amarillo por el color de sus flores. De etapa adulta florecen de manera casi sincronizada al inicio de la estación lluviosa; sus flores son visitadas por las abejas, mariposas y colibríes.

Semillas de guayacán

Adrián Jiménez, botánico de la Dirección de Áreas Protegidas y Biodiversidad del Ministerio de Ambiente, explicó que existen otros árboles que también florecen de color amarillo para esta época del año, pertenecientes a otros grupos taxonómicos de la familia Fabaceae cuya especie es Schizolobium parahyba, llamado comúnmente Tinecú, pero este se diferencia del guayacán en las formas de las hojas, las flores y el fruto.

Otro árbol llamado comúnmente Flor de Mayo, que también florece en esta época, presenta características distintas al guayacán en las hojas, flores y forma del fruto y no deja caer sus hojas completamente en la floración.

Jiménez asegura que este árbol tiene una buena madera, por lo que suele ser aprovechada para usarse en construcciones pesadas y mangos de herramientas. “Pero las personas prefieren otro tipo de especies maderables, lo que reduce la amenaza de la especie”, enfatizó.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0