HomeMedio Ambiente

Las ballenas y los delfines, claves para la conservación de los ecosistemas marinos

Las ballenas, junto con los delfines, son "aliados del clima", ya que juegan un papel crucial en la capacidad del océano para fijar, almacenar, secue

Cómo apagar tu casa durante estos carnavales
La biodiversidad de Bocas del Toro
La aerolínea Copa es reconocida como una de las quince mejores líneas aéreas internacionales

Las ballenas, junto con los delfines, son «aliados del clima», ya que juegan un papel crucial en la capacidad del océano para fijar, almacenar, secuestrar carbono y reducir el dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera.

Con el fin de frenar la caza indiscriminada y tortuosa de estos animales en peligro de extinción, el 23 de julio de 1986 la Comisión Ballenera Internacional (CBI) decidió proclamar ese día como el Día Mundial Contra la Caza de Ballenas, hoy conocido como Día Mundial de las Ballenas y los Delfines.

Las ballenas y los delfines son mamíferos cetáceos, pueden vivir más de 30 años en cautividad y tienen una longitud mayor de 3,5 metros aproximadamente. En la naturaleza estos 2 animales marinos pueden alcanzar velocidades de más de 30 kilómetros por hora.
Estos cetáceos, no son peces porque tienen sangre caliente; respiran por los pulmones (no por las branquias como los peces); dan a luz (no ponen huevos); y producen leche para sus crías.

Marco de referencia
En Panamá se aprobó la norma que modifica en el artículo 14 de la ley 13 de 5 de mayo 2005, con el objetivo de prohibir la captura de mamíferos marinos para fines educativos. Salvo las excepciones que establezca el comité directivo con relación a la captura para el cautiverio para recuperación y atención veterinaria.
Quien viole o incumpla esta ley será sancionado por las autoridades competentes de acuerdo con lo establecido en la legislación penal en concordancia con lo señalado en la Ley General de Ambiente y legislaciones complementarias.

Para Lissette Trejos, médico veterinario de la Dirección de Costas y Mares de Ministerio de Ambiente (MiAmbiente), es de suma importancia las ballenas y los delfines para el medio ambiente, ya que fungen en el correcto funcionamiento del ecosistema marino como lo son la fertilización de los océanos, también mitigan el cambio climático, regulan la cadena trófica, desencadenan el crecimiento de la biodiversidad, mantienen sanos los ecosistemas en el que habitan y para los seres humanos generan beneficios económicos a las comunidades cercanas su hábitat, a través del turismo derivado de su observación o avistamiento.

En este sentido, Trejos agrega una serie de recomendaciones para evitar la pesca de estos cetáceos como lo son: los buques de arrastre deben de contar con dispositivos de pesca que impidan la captura accidental de estos organismos, o si es posible, si la zona es parte fundamental en la alimentación de estos organismos, evitar pescar en estas áreas.

Un ejemplo es que, si un mamífero de estos es capturado en aguas panameñas, se debe tener un manejo cuidadoso al lograr liberar a esta especie viva. Se recomienda que se alejen de los corredores marinos por la movilización de los cetáceos.
En el caso de las ballenas y delfines, su pesca no es fácil, ya que existen leyes que regulan su captura.

Sobre Normativa
La ley 13 de mayo de 2005, establece el Corredor Marino de Panamá (CMP) y la conservación de mamíferos marinos en las aguas jurisdiccionales. Esta norma toma decisiones y aprueba el tema para el manejo de las especies. Igualmente es responsable de diseñar, aprobar e implementar programas de Administración o Plan de Acción del CMP, cuya ejecución y seguimiento es responsabilidad de MiAmbiente.

Además, de promover la investigación de mamíferos marinos e impulsar su avistamiento, para fines de recreación, educación, investigación, de terapia de campo abierto, así como el establecimiento de concienciación ambiental y de vigilancia ciudadana.

En tanto, la Ley 9 de 2006 prohíbe la práctica del aleteo en las aguas jurisdiccionales de la República de Panamá y está vigente desde el día 21 de septiembre de 2006. El aleteo es la práctica de cortarle las aletas al tiburón.

El objetivo de la Ley está establecido en el artículo 1 y es aumentar las poblaciones de tiburón, como un recurso pesquero y protegido, que se aproveche de forma sostenible para garantizar pesca a largo plazo.

El artículo 16 señala que si viola o incumpla la presente ley será sancionado por las autoridades competentes de acuerdo con lo establecido en la legislación penal en concordancia con lo señalado en la Ley General de Ambiente y legislaciones complementarias.
Además de estas normas, la dirección de Costas y Mares cuenta con un programa de monitoreo de mega fauna, que, entre sus componentes, tiene el monitoreo a los cetáceos en las aguas panameñas para su protección y conservación.

Amenazas para los cetáceos
Los cetáceos han ido disminuyendo al pasar de los años, debido a las variaciones climáticas que van en aumento por la acción humana y el cambio climático.
Los efectos antropogénicos han sido parte importante de la reducción de los cetáceos a nivel mundial, estas son las causas más comunes: contaminación con desechos sólidos y líquidos en el mar y la sobrepesca de los alimentos de estos organismos.

“Es importante que las personas se informen sobre el valor ecológico de estas especies y mejorar las prácticas humanas en los mares océanos y así aumentar la convivencia con este grandioso grupo de ejemplares marinos que nos brindan servicios ecosistémicos y beneficios muy grandes a la humanidad”, agregó Trejos.

Con información del Ministerio de Ambiente

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0