Descubre los paraísos de Costa Abajo de Colón

HomeDestinosViajes

Descubre los paraísos de Costa Abajo de Colón

Luego de la reactivación del turismo en el país, nos fuimos a descubrir Costa Abajo (que comprende zonas como Achiote, Piña, Escobal, Cuipo, Nuevo Ch

China, entre civilización milenaria y desarrollo tecnológico
Prepárate para la aventura a bordo del Norwegian Cruise Line a partir de noviembre 2022 desde Panamá
Descubriendo el mágico Eje Cafetero en El Quindío, Colombia

Luego de la reactivación del turismo en el país, nos fuimos a descubrir Costa Abajo (que comprende zonas como Achiote, Piña, Escobal, Cuipo, Nuevo Chagres, Palmas Bellas, Salud, Icacal, Río Indio, Gobea, Miguel de la Borda entre otros), en la provincia de Colón. Esta aventura comenzó con un recorrido por el puente Atlántico, sobre las aguas del Canal de Panamá, desde donde se vislumbra una de las obras de ingeniería más sofisticadas del mundo como las esclusas de Gatún y Agua Clara, ésta última inaugurada en 2016 como parte del proyecto Canal ampliado.

La primera parada obligada fue por las ruinas del Fuerte San Lorenzo, reconocidas hoy como Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), construido sobre una enorme fortaleza por el ingeniero italiano Juan Bautista Antonelli durante los siglos XVII y XVIII. 

Al llegar, lo primero que visualizamos son los viejos cañones corroídos por el salitre del mar, unas ruinas que por su deterioro denotan el abandono o descuido que se le ha dado durante muchos años, así como también una playa de aguas color turquesa rodeadas por una exuberante vegetación ideal para la observación de aves y otras especies.

Hacia Costa Abajo

Antes de llegar a cualquier poblado, hay que bordear el bosque protector del Parque Nacional San Lorenzo, el cual funciona como barrera natural para algunas áreas del Canal de Panamá. La primera comunidad que pasamos fue Achiote, con una población de alrededor de 771 habitantes. La diversidad de flora y fauna dejan al descubierto la gran riqueza natural que ofrece el sitio. De hecho, allí se encuentra ubicado el Centro de Capacitación Comunitaria y de Visitantes El Tucán, el cual promueve el turismo sostenible y la conservación de la biodiversidad desde el 2003 y es dirigido por la Organización Centro de Estudios y Acción Social Panameño (Ceaspa) a través de un proyecto cuyo objetivo es la valorización de los recursos naturales y culturales de la región.

La actividad turística del Centro El Tucán tiene un efecto beneficioso sobre la economía de la comunidad, ya que, a través de los restaurantes y tiendas locales, los pobladores pueden vender sus productos.

Más adelante, una media hora, se puede divisar la majestuosidad del Mar Caribe, en la comunidad de Piña, poseedora de unos 700 habitantes que resguardan un tesoro natural que, de seguro, solo habían disfrutados los corsarios y piratas que surcaban esas costas. 

Alexis de la Espada, emprendedor y residente de Piña y quien nos invitó a conocer este sector poco desarrollado turísticamente, nos llevó a vivir una experiencia increíble entre las costas de este poblado y el histórico Fuerte San Lorenzo. 

Durante un recorrido de unos 15 a 20 minutos, en lancha, pudimos visualizar más de 10 hermosas playas semi vírgenes y rodeadas de una extensa vegetación, las cuales invitan a abandonar la vida cotidiana para adentrarse a ellas, ni cual Cristóbal Colón cuando descubrió América en el año 1492.

Los grandes acantilados, salidas rocosas bañadas por las olas, gigantescos árboles, algunas que otras cascadas o chorros y hasta sitios especiales para una parada y darte un buen chapuzón, te abre la imaginación a los tiempos en que los dinosaurios reinaban en el área.

Sitios como la “Cueva del Amor”, nombrados así por los pobladores del área es una de las primeras que visitamos, posee una decoración rocosa ideal para hacer una fogata en medio del mar y la selva, eso sí hay que recordar, si llevas basura, no la deje en la zona, porque entre más limpio esté un lugar así mismo turismo repercute en la economía de las comunidades.

“Batería Pra” es un sitio que según los guías combina la historia de los Corsarios y Piratas y la ocupación del ejército de los Estados Unidos en el área, definitivamente este recorrido te invita a ser testigo de nuestra historia.

Otro sitio que también pudimos disfrutar fue el corregimiento de Salud. Allá nos recibió el representante Eugenio Delgado, quien también es presidente del Consejo Provincial de Colón. 

“Costa Abajo es un sitio que apenas está logrando abrirse al turismo. Necesitamos que nos apoyen con una nueva carretera que por lo menos llegue a Miguel de la Borda, el distrito de Donoso. Entonces si queremos promover un turismo de naturaleza o sostenible definitivamente un gran impedimento es la calle en mal estado y esperemos que pronto se le de esa prioridad”, destacó Delgado.

Igualmente enfatizó que en varios de los poblados ya hay restaurantes que ofrecen platillo con rica comidas al estilo caribeño, pequeños hostales y lo único que hace falta es promocionar el sitio como destino de naturaleza, porque los sitios para mostrar ya están establecidos, pero urge una calle que esté en buen estado.

Definitivamente, los paisajes con playas exuberantes, su exquisita gastronomía, avistamiento de animales y una cultura colorida como lo es el baile Congo, son algunos de los encantos que ofrecen cada uno de estos sitios en el Caribe colonense.

En un próximo recorrido les hablaremos de lo que ofrece Icacal, Palmas Bellas, Río Indio, Gobea y Miguel de la Borda, a fin de garantizar un mejor futuro económico a las comunidades a través del turismo rural.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0