El maíz, un alimento ancestral que une naciones

HomeGastronomía

El maíz, un alimento ancestral que une naciones

El maíz ha formado parte de la dieta del panameño desde tiempos precolombinos hasta la actualidad. De hecho, es considerado como uno de los alimentos

Gastronomía china: un arte para el paladar
La Pitahaya, la nueva fruta de moda en Panamá
Presentan el libro ‘Mis recetas ancestrales y más’

El maíz ha formado parte de la dieta del panameño desde tiempos precolombinos hasta la actualidad. De hecho, es considerado como uno de los alimentos ancestrales más importantes en la gastronomía panameña. Estudios arqueológicos realizados por el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI), dan cuenta de la existencia del maíz en tierras istmeñas desde hace casi 8 mil años. 

“Se trata de un alimento milenario que transformó los paisajes precolombinos de Panamá por medio de la agricultura, y llegó a ser uno de los alimentos más dominantes en la dieta de los antiguos pobladores del territorio istmeño”, redacta el STRI en su portal oficial.

Dentro de las tradiciones gastronómicas del panameño el maíz es utilizado en un sin número de recetas. Entre ellas el famoso chicheme, las torrejas de maíz nuevo, el bollo, la tortilla frita o hecha en cazuela y por qué no un buen tamal, todos estos platillos forman parte del acervo cultural y gastronómico de nuestro país.

Dada la importancia de este producto alimenticio Panamá y Colombia se unieron como países y realizaron la semana pasada el primer encuentro gastronómico virtual denominado “El maíz, unión gastronómica y cultural”. 

En dicha actividad, organizada por la embajada de Panamá en Colombia, el Instituto Nacional de Formación Profesional y Capacitación para el Desarrollo Humano (Inadeh) y la escuela de gastronomía Mariano Moreno en Colombia, se promocionó los sabores, costumbres y tradiciones del maíz, a través de la receta del “Tamal” y sus variedades de elaboración. 

En el caso de Colombia, el maíz tiene la misma connotación cultural, ya que su producción representa el tercer rubro de cultivo en este país y tiene una dimensión social importante en la alimentación de millones de colombianos.

Liliana Fernández Puentes, embajadora de Panamá en Colombia, describió que en estos tiempos difíciles de pandemia a nivel mundial son estas actividades (intercambio gastronómico y cultural) las que fortalecen los lazos de hermandad y cooperación entre ambos países, al igual que el acercamiento que sostuvieron ambos países en materia de atención a la población vulnerable por los estragos de la covid-19, especialmente con el programa de distribución de alimentos de la canasta básica.

“Los convenios e intercambio de experiencias, son herramientas fundamentales que nos ayudarán a impulsar la agenda de temas comunes, especialmente en la diplomacia cultural. Unidos lograremos mejores resultados en la búsqueda de promoción de la cultura gastronómica que comparte Panamá y Colombia en su historia y convivencia”.

En cuanto a la actividad culinaria, este encuentro le dio la bienvenida a noviembre, nuestro mes de la patria y pone de manifiesto la importancia de estudiar y compartir la gastronomía ligada intrínsecamente a nuestra historia patria. Este primer encuentro gastronómico virtual bilateral, logró promocionar los sabores, costumbres y tradiciones del maíz como alimento resaltado por los dos chef participantes (de Panamá, el Chef Elías Plicet del Inadeh y por Colombia el Chef Milton Duque).

“Con el apoyo del Inadeh y la Escuela de Gastronomía Mariano Moreno en Colombia, pudimos llevar a cabo este encuentro divertido y dinámico, porque pudimos observar como la receta del Tamal cambia entre Panamá y Colombia en su preparación e ingredientes, lo que la convierte en un alimento lleno de diversidad”, acotó la embajadora.

Además, dijo que fue un momento de mucha camaradería entre los participantes de ambos países, obteniendo la participación de más de 280 espectadores”.

“Es importante destacar que este primer encuentro gastronómico con la utilización del maíz, nos abre las puertas para realizar otras actividades priorizando otros alimentos e ingredientes de coincidencia entre ambos países”.

Panamá y Colombia mantienen historia, costumbres y fronteras que nos enlazan desde la época revolucionaria y se fortalecen desde hace 96 años cuando establecieron relaciones bilaterales.

“Para noviembre promocionamos las actividades que se llevarán a cabo en el calendario de fiestas patrias, así como actividades que hemos programados desde esta Misión Diplomática, como el conversatorio titulado Panamá 1903; el Taller La Cumbia, que resaltará la interrelación musical entre Panamá, Costa Rica y Colombia, así como otras iniciativas que están por oficializarse”, señaló.

“Para las celebraciones del Bicentenario de la República, estamos programando diversas actividades que involucran al sector comercial de Colombia, el cual representa unos de los socios estratégicos en materia de inversión; conferencias y conversatorio de alto nivel sobre historia y política, así como el fomento de la diplomacia cultural, como parte fundamental del proceso de transformación de nuestra política exterior. Todo nuestro calendario de actividades y acciones para el 2021 estará dirigido a compartir los avances y desarrollo democrático que ha tenido Panamá en sus 200 años de existencia”, puntualizó Fernández.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0